Rodina Delfi a Melfi

Érase una vez un hombre que vivía muy lejos del mar y soñaba con la inmensidad.

Había días felices, con paseos por el jardín y muchas risas.

Entonces los amigos de este hombre solían decir:

-Míralo cómo se ríe, míralo qué contento está, se está acordando del mar.

Y había días tristes, de melancolía, de pena:

Míralo qué triste está, mira cómo se pierde su mirada, se está acordando del mar -solían decir.

Cierto día llegó a palacio un duende porque este hombre era un rey y le dijo:

Señor, si dejaras de soñar terminaría tu tristeza.

-Pero tengo miedo de que termine también mi alegría -repuso el rey.

-¿Por qué no emprendes un viaje, alteza, y ves el mar? -preguntó el duende.

El rey lo pensó dos veces, luego cepilló la crin de su caballo, ensilló, montó y se perdió detrás de los

VAŠA OZVENA:


    
 

CESTOVNÁ KANCELÁRIA
PRE DETI




 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Kontakt



Telefón: +421-2-2075 1104
alebo: +421-2-4342 9329



 

Vydáva: OZ Centrum invencie Stredoeurópana.

Redakčne pripravujú:
A. Císar a J. Fabuš.
Spravovanie stránky
a grafický design:
Eduard Sorokovoy.

Ročník 4.